11 Mar

Noticias de Marzo 2014

Joseph S Kotvas & Isaías Hernandez

Prefer English? Click Here!

RESALTOS: Dios está obrando. Él obra siempre en mi vida, y en todo el mundo para salvar almas. En mis jornadas buscando apoyo misionero, Él también obra, supliendo mi cada necesidad. No puedo agradecerle lo suficiente por su presencia y su poder.

Queridos amigos y hermanos en la fe,

Estoy muy agradecido de compartir con ustedes algunos acontecimientos de los últimos meses en el camino misionero. Desde mi última carta de oración en enero, he tenido la increíble oportunidad de visitar a varias iglesias y ministerios, predicar, y presentar la visión que Dios me ha dado para alcanzar a personas sordas y oyentes en Perú, Sudamérica. He viajado miles de kilómetros, y he crecido mucho a lo largo del camino.

Dios es bueno (todo el tiempo!), y en su gracia Él ha provisto para mis necesidades hasta la fecha. Estoy muy agradecido por las donaciones que muchos de ustedes han dado para mantenerme en el camino. Sé que Dios bendecirá su fidelidad.

Escribo esta carta del sur de Florida, venido recién desde la ciudad frígida de Menominee Falls, WI, donde acabo de pasar una semana en la conferencia “Victoria” de Falls Baptist Church. Fue un tiempo de tremenda predicación! Como todo cristiano , los misioneros y los pastores necesitan ser desafiados con la Palabra de Dios. Estoy tan agradecido por la oportunidad de renovar mi espíritu y acercar más a Dios.

Comparto algunas de las verdades que obró Dios en mi corazón durante esa conferencia:

  • Recuerda que Cristo es el todo. Permanecer en Cristo significa confiar en él, tanto para dirección como para provisión.
  • La amistad y el compañerismo que comparto con mi Señor es tan dulce! ¿Cómo podría permitir que esa relación se estanque o se debilite, aunque por un momento?
  • Dios aún hace milagros en y a través de sus siervos. Escuchar nuevos reportes de éxito de misioneros es una emoción indescriptible. Provoca lágrimas de alegría.

Joseph S Kotvas & Isaías HernandezMi corazón está lleno mientras escribo esta carta, porque he tenido el gozo de ver el poder de Dios cerca la semana pasada! El sábado pasado durante el tiempo de la visitación, salí con mi hermano James y otra seminarista, y con Francisco Torres, líder del ministerio hispano allá. Pudimos compartir el evangelio de Jesucristo con Isaías Hernández , un inmigrante de México.

Sr. Hernández recibió con gozo el Evangelio, e invocó el nombre del Señor por su salvación! Él ahora está preocupado por la salvación de su esposa y su familia. Yo me alegré de verlo asistir al culto de la mañana el día domingo, donde prediqué sobre la unidad y el amor en la iglesia.

Amados, servimos a un gran Dios y Salvador. Él sigue trabajando hoy, tanto como obró hace 2000 años en la iglesia primitiva. La pregunta es, ¿estamos entregados, dejándole hacer su obra a través de nosotros?

Atentamente,
Joseph S. Kotvas, su misionero a los sordos y oyentes en Perú, Sudamérica

Le fue una bendición leer esta carta? Quiere compartir un testimonio de la gracia salvadora de nuestro Dios? ¡Deje su comentario aquí abajo!